jueves, 9 de enero de 2014

El Curioso Abuso Contra Ernesto Méndez - ¡Factura de más de $10,000!

Quiero contarles el curioso caso de Ernesto Méndez, un caso que refleja la indiferencia contra el pobre, el incapacitado y el anciano que no tiene a quién apelar.

Ernesto Méndez es anciano incapacitado que vive en Puerto Nuevo, en una casa vieja y mal cuidada. Su padre, luego de serle infiel a la madre de Ernesto, abandonó la isla para irse a vivir con una americana a los E.E. U.U.




A raíz de esa tragedia, doña Olga, la madre de Ernesto, sucumbió a la esquizofrenia, enfermedad que, al parecer, también afecto a su hijo mayor, Ernesto.

De eso hace más de 40 años y después de tanto tiempo padeciendo de esa enfermedad, doña Olga falleció dejando solo a su hijo Ernesto.

Debido a la incapacidad de Ernesto, un familiar obtuvo su tutela y, a pesar de las inconveniencias, supervisa su cuido, incluso le paga y mantiene al día las cuentas de electricidad y agua, además de preocuparse por mantener un perfecto estado de funcionamiento todos los grifos en la residencia del incapacitado Ernesto Méndez.

Hace aproximadamente unos 2 años, Ernesto, quien dicho sea de paso, se baña quizá una vez al mes, no cocina, no lava ropa y no mueve un dedo para limpiar su hogar gracias a su incapacidad, recibió de parte de la AAA una cuenta por más de $1500 por consumo de agua.

Su guardián protestó inmediatamente, mostró las cuentas al día a la AAA, además de explicar a ejecutivos de la AAA la situación tan triste de Ernesto Méndez y lo ridículo de una cuenta de agua de por esa exorbitante y absurda cantidad.

Como de costumbre, se radicó una querella y la AAA envió a uno de sus inspectores a la residencia, quién encontró que el contador estaba roto y que, como se ve en las fotos, no se había leído hacía años. Sin embargo, el servicio de agua de Ernesto Méndez se lo habían interrumpido meses antes.. ¿Por qué? Porque no les importa.

Aun sin servicio de agua, siguieron las facturas de la AAA a Ernesto Méndez, las cuales ya ascienden a más de $10,000. ¡DIEZ MIL DÓLARES!

Hace más de 9 meses que al Sr. Ernesto Méndez le interrumpieron el servicio y la burócrata de la AAA, Cristina Suau, representante de la oficina de San Patricio, una doña sin sentido común alguno y partidaria de la conspiración de una agencia de gobierno contra el pueblo, rehúsa investigar, exigiendo el pago de los $10,000.

Nosotros sí investigamos y luego de varios años, conseguimos evidencia de que el contador de la residencia del Sr. Ernesto Méndez, no se leyó por años y los empleados simplemente marcaban lo que les daba la gana. Vean las fotos del contador tomadas durante días diferentes en años diferentes, pero con el mismo resultado. Ese contador, como lo muestran las fotos, nunca fue leído y la factura es una ficción creada por incompetentes o corruptos empleados de la AAA bajo la supervisión de un grupo de ejecutivos como la Cristina Suau, cómodamente atendiendo querellas en sus oficinas con aire acondicionado, mientras personas como Ernesto Méndez sufren por la propia ineptitud de la Sra. Cristina Suau y sus compinches.

Esta situación da vergüenza y es una que mancha la reputación de todo empleado de la AAA. Nosotros siempre hemos respaldados a las uniones cuando verdaderamente representan el bienestar de pueblo, pero la AAA es una aberración, un insulto al movimiento obrero en Puerto Rico, y una amenaza para el Pueblo.

Es hora de eliminar la AAA y despedir a todos los burócratas de carrera aprovechándose del pueblo.

Entre tanto, el pobre Ernesto Méndez sigue sin servicio de agua, el cual ha sido pagado religiosamente. ¡Pobre Puerto Rico!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada