martes, 7 de enero de 2014

Fraude & Misterio en la AAA - Cuentos y Mentiras de la Autoridad de Acueductos & Alcantarillados

Luego de una investigación a fondo nos hemos sorprendido del número de puertorriqueños que opinan que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados es monstruo corrupto e  incompetente, maliciosamente desgraciando a la isla.

Uno sólo tiene que visitar las oficinas de la AAA durante un día  de semana para ver a fulano y mengano puertorriqueño a través de Puerto Rico, luchando con los representantes de servicio, porque su más reciente factura asciende a cientos (posiblemente a miles de dólares), con un supuesto consumo de miles de metros cúbicos de agua (aproximadamente 264 galones por metro cúbico) cuando ellos son dos ancianos que viven solos en una casita y por más de 30 años su factura no pasaba de $20.

Estos errores de lectura de contador son cosa de todos los días y contribuye al fraude institucional por parte de la AAA contra el pueblo de Puerto Rico, por tal de mantener viva una burocracia cuya razón de ser es difícil de justificar.

“El agua viene del cielo. Cae de las nubes. ¿Por qué los ciudadanos de Puerto Rico tienen que pagar por algo que les regala Papa Dios?”

Es imposible pensar que la infraestructura para la distribución de agua en Puerto Rico sea tan ineficiente que necesiten robarle al país, sea por ignorancia o hecho adrede.

En la factura del agua cobran por el uso de una alcantarilla tan antigua que estimamos se pagó cuando Ponce de León se fue a vivir a Caparra. ¿A quién se le ocurre? A una UNIÓN que piensa sólo en mantener su relevancia y no en el bienestar del pueblo.

Los Sucios Secretos de la AAA

Nos informa un supervisor de la AAA cuyo nombre no podemos divulgar, ya que todavía trabaja para la AAA, que muchos empleados de la AAA, cuando tienen un problema con el patrono (la AAA) se desquitan rindiendo lecturas falsas contra los clientes de la AAA, clientes que, al recibir la factura, inundan las oficinas de la agencia con sus quejas. Nos asegura el supervisor que esto pasa con bastante frecuencia y que a la AAA se le hace casi imposible radicar cargos contra esos corruptos empleados gracias al apretón de la unión que controla a los empleados de la AAA.

Otra cosa que hemos investigado es que es casi imposible leer correctamente un contador de agua sin eñangotarse en la acera y metiendo la cabeza en el mismo. Los números del contador son extremadamente pequeños y a menos que uno no posea una vista supernatural, es casi imposible hacer una lectura correcta con simplemente levantando la tapa del contador. Además, muchos de los contadores están llenos de agua, lodo y las micas están en muy malas condiciones, lo que hace aún más difícil la lectura.

Hipocresía a nivel Institucional

Las campañas de relaciones públicas de la AAA exhortan al país a ahorrar en el consumo de agua. En otras palabras la AAA le pide a Puerto Rico, una isla tropical donde llueve casi todos los días, que ahorren agua.

No hay duda que la conservación de recursos naturales es una algo beneficioso para todo el mundo. Sin embargo, conocemos de muchos casos donde la propia AAA desperdicia cientos de miles y hasta millones de galones de agua, sin rendirle cuentas a nadie.

A continuación fotos de empleados de la AAA –en traje de baño, por cierto– arreglando una avería en un tubo de agua en la urbanización Floral Park de Hato Rey.



El desperdicio de agua potable por culpa de esa avería se calcula en millones de galones de agua porque la AAA tardó casi un año en arreglar la misma. “Un pequeño jacuzzi” según uno de los empleados que reparó el tubo.

Luego de la reparación, el gobierno de la capital tardó otro año en reparar los daños causado a la calle por la AAA. ¡Pobre Puerto Rico!

José Orbi
Para DiploDice

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada